1. Calendarios de adviento

    lunes, 5 de diciembre de 2011

    Uno de los recuerdos más entrañables que tengo de mis Navidades de la infancia son los calendarios de adviento. Me acuerdo cuando mi madre nos compraba a mí y a mi hermana Laia (Mireia todavía no había nacido) estos calendarios. ¡Era tan guay! Los calendarios nunca nos llegaban a la Nochebuena, era casi imposible no abrir todas las ventanitas impulsivamente. Los primeros días teníamos paciencia, pero luego se hacía imposible. La ansiedad nos podía, y cada año nos pasaba lo mismo.

    El calendario de adviento es un calendario de cuenta atrás desde el 1 de diciembre hasta Nochebuena, y sirve para saber cuantos días quedan para Navidad. Su origen se remonta en la Alemania protestante del S. XIX. Los niños encendían una vela por cada día del Adviento. Esta tradición se popularizó hasta nuestros días. El primer calendario con tabletas de chocolate se creó en los años 20. Hoy en día los hay para todos los gustos. Lo más chulo es hacerse uno, hay cantidad de posibilidades... Sólo hace falta ser un poco creativo. No hace falta tener hijos para hacer uno, así que ya sabéis, ¡manos a la obra, que ya estamos a día 5! Aquí tenéis un poco de inspiración para que no tengáis excusa.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.

    Visto aquí.
    | |


  2. 2 comentarios:

    1. Babette dijo...

      me encanta la de las pinzas! Nunca he hecho ninguno, bueno, de peque mi padre nos compraba los típicos calendarios con ventanitas donde debajo había chocolate, pero viendo estas imágenes me apetece mucho hacer algo! Me faltan los niños claro, que son los que más disfrutan con estas cosas :)
      Un beso
      babette
      www.mademoisellebabette.com

    2. tinkerbell dijo...

      qué preciosísimo tooooodoooo...
      y la última imagen?, genial del todo!
      besitos

    Publicar un comentario