1. El post de hoy es muy especial para mí, no sólo porque es el último sobre When Love meets Blog sino por el lugar del que os voy a hablar.

    Al día siguiente de la gran boda del Sr Blog y la Sra Love nos fuimos de visita al Castell d'Empordà, un lugar para soñar. Cuando estábamos organizando este súper fin de semana pensamos que queríamos llevar a las chicas a visitar algún pueblecito de l'Empordà. Como ya he contado algunas veces, el Empordà es uno de mis lugares preferidos. Así que quería enseñarles alguno de los tan encantadores pueblecitos de la zona. Hasta que tuve una idea genial. ¿Por qué no ir a visitar el Castell d'Empordà? Es un lugar precioso, en lo alto de una colina, desde donde se pueden ver los campos y los bosques. Y además se celebran bodas. El lugar no podía ser más adecuado para la ocasión. En seguida que se me ocurrió contacté Rosy y les encantó la idea. Así que el domingo a las 12h allí estábamos las wedding bloggers cámara en mano para ver uno de los lugares más bellos que conozco.

    Y como sorpresa, quizás algunos ya lo sepáis, yo me caso allí en primavera de 2012. Así que más emocionante imposible. Las wedding bloggers me dieron el visto bueno unánime para casarme allí.

    El Castell d'Empordà perteneció a la familia Margarit, que lo adquirió en 1413 por un pacto matrimonial. Por eso la suite del Hotel se llama la Suite Pere Margarit. En 1973 Salvador Dalí intento hacerse con el castillo a cambio de sus obras de arte pero no lo consiguió, y acabó comprando el de Púbol. Después de estar abandonado durante 18 años, Albert y Margo adquierieron el castillo y lo conviertieron en un hotel de ensueño. En 2001 el Hotel Castell d'Empordà abre sus puertas.


    Es precioso, ¿verdad? Si os casáis os recomiendo que vayáis a visitarlo porque para mí es uno de los lugares más bonitos para celebrar una boda. Además tienen una recién estrenada página web dedicada sólo a las bodas: Mi boda en Castell d'Empordà.

    Bueno, pues sigamos con la visita. Cuando llegamos, nos atendió Yolanda, que nos hizo un recorrido por todas las instalaciones.


    Y al terminar la visita, nos deleitaron con una selección de aperitivos del menú de bodas. Todo delicioso... Estoy encantadísima de casarme allí, deseando que llegue el gran día.

    Finalmente salieron los chefs a saludarnos. Nos hizo mucha gracia porque cuando Yolanda nos dijo que el chef quería saludarnos nos imaginábamos a un señor de unos cincuenta con barba y una gran barriga y aparecieron estos dos chicos tan guapos y simpáticos!


    Quiero dar las gracias a todo el personal del Castell d'Empordà, que nos trató de maravilla. Y cómo no, a todas vosotras y a las que no pudistéis venir a la visita. 

    Una manera INMEJORABLE de terminar un fin de semana INOLVIDABLE.
    | |


  2. 4 comentarios:

    1. Paula dijo...

      Sin duda un lugar precioso para celebrar una boda. Tiene mucho encanto. ;)
      Besitos

    2. Faith dijo...

      Que bonito es! Me muero de ganas de verlo en vivo y en directo ;)

      Besos!

    3. Karmen dijo...

      ¡Qué pasada de sitio!
      Desde luego vas a tener una boda de princesa :)

      ¡Besitos!
      milowcost

    4. lilaygris dijo...

      es un lugar precioso!! como para no darte el visto bueno!!! ;)

    Publicar un comentario